miércoles, julio 15, 2009

Sombra azul


Azul camina muy contenta por las calles de Trujillo. Camina conversando con su sombra, que sin saberlo es su mejor amiga, por silenciosa y porque siempre está junto a ella. Es verano y mediodía, así que la mejor amiga de Azul está inmensa, radiante, en su mejor momento del día y del año. Azul conversa con ella de muchas cosas: del novio, de la novia del novio, del novio de la novia del novio, de la princesita que sueña y sueña y sueña con ser reina, etcétera, etcétera, etcétera. La sombra nunca responde. Eso es bueno, piensa Azul, que es un ser que ama la discreción, como se puede notar.

Azul camina sin parar, al igual que las manecillas del reloj, y al igual que su sombra, que le es fidelísima; aunque Azul no se canse de abrir la boca para excretar más y más egocéntricas y chicheras palabras desde que salieron a caminar, hace ya tantas horas.

En un momento inexacto del día, y sin que Azul se percatara, la sombra desapareció, no estaba más. ¿Se habrá extraviado en alguna de las callejuelas de la vieja Trujillo? ¿Será algo que hice o dije? ¿Será que es amiga de la novia del novio de la novia? ¿No le gusta la cumbia? ¿Se la habrá llevado alguien? Quizá y me necesita ¿O se habrá ido a conversar con otra? Se pregunta muy inquieta Azul, mientras la busca sin cesar, caminando de regreso por donde vino; aunque las manecillas del reloj continúan caminando hacia adelante.

Ya apunto de caer la noche y cansada de buscarla sin éxito, Azul maldice la hora en la que se hizo amiga de la sombra, maldice también el momento en el que decidió contarle sus cosas: sobre el novio, la novia del novio y los novios de las novias, y sobre la princesita que sueña y sueña y sueña con ser reina... Llora amargamente, sentada en el filo de la vereda, llora porque no sabe qué más hacer, llora llena de rabia, llora sin Consuelo, porque así se llamaba la sombra.

En ese momento se enciende el alumbrado público... Azul saluda a su nueva amiga.

3 comentarios:

Juanca dijo...

Azul la cagó cuando empezó con lo de la princesita.

Gonzalo Del Rosario dijo...

JAJAJA

RETOMANDO LA VIEJA ESCUELA

Magita dijo...

La sombra se llama Consuelo..y su nueva amiga?...que bueno que pasé por aquí cuando se me ha quitado el sueño.